Yoga

¡Este tema me encanta, qué gran confusión!

¿Cómo es que una filosofía y disciplina milenaria con tantos practicantes alrededor del mundo tenga tantas interpretaciones diferentes? Es decir, incluso si conoces poco acerca del tema, cuando escuchas la palabra “yoga” lo primero que te viene a la mente es la imagen de alguien en alguna postura, practicando yoga.

Nos hemos enfocado demasiado en la disciplina física y no en la filosofía.
El yoga no es solo una disciplina física para hacer posturas o ejercicios de respiración.
A través de las técnicas que el yoga ofrece, se puede entender el propósito de la vida. Básicamente una cosa te lleva a la otra y así es como terminas viviendo en un estado de compasión y apertura poco a poco.

El yoga a través de un enfoque científico, incita a sus practicantes a buscar la verdad con base en datos empíricos, y busca la trascendencia de los sentidos, la mente y el intelecto. El Yogui sólo es un instrumento para guiar en el camino, pero el practicante es quien lo debe andar.
La mayoría de las creencias religiosas se basan en la comprensión de la verdad, tienen un guía o maestro que profetiza, enseña o comparte las técnicas o prácticas de amor. Y a diferencia de estas creencias, que se centran en la predicación y los rituales, dejando atrás la verdadera fe sobre la base de la libre experiencia; el yoga no se limita por las enseñanzas de un gurú o maestro y acepta en todo caso toda religión. El único requisito para practicar yoga es ser sincero, estar dispuesto, ser constante y abierto.
Si tienes la sensación de estar desenfocado en tu vida, practicar yoga te puede llevar a la experiencia de conocimiento, fuerza y paz interior. El yoga conduce al hombre a entender su papel en el universo, sin estar afectado por ningún estímulo externo y libre de sufrimiento, en un estado permanente de Sat-Chit-Ananda (existencia, conocimiento y la felicidad absoluta).

En resumen, hay tipos de yoga para todos: mamá y bebé, para embarazadas, para niños, para jóvenes, para gente de la tercera edad, para personas con alguna lesión, para los que quieren relajarse, para los que quieren trabajar la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio, el alineamiento, para los que quieren sudar y quemar calorías, para los que quieren practicarlo en pareja, con cabras, encima de un caballo o incluso desnudos.
Te puede llamar la atención el yoga por cualquiera de estas causas, pero con la práctica constante, comenzarás a darte cuenta que el objetivo real es alcanzar el estado de Samadhi.
Para mí el yoga es un regalo hermoso en mi vida, pues como decía Pattabhi Jois “Practica y todo llega” 😉

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado
Tout ce que nous sommes résulte de nos pensées
Buddha